logo
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore.
FOLLOW US
Top

Quienes somos

El local

El local tal y como lo conocéis fue el resultado de un proyecto que supo combinar las ensoñaciones artísticas, gastronómicas y arquitectónicas del propietario del negocio, Jose Luis Cano.

Asumió el riesgo de juntar en la misma mesa a Pruden González, como ingeniero que firmó el proyecto, al arquitecto Jorge Piera como asesor, profundo conocedor de las raíces y últimas tendencias de la arquitectura del Cabañal y, por último, a los reputados interioristas Conca y Marzal.

El resultado fue un local con alma, con una arquitectura singular, lleno de rincones en los que perderse y experimentar nuestra gastronomía.

Parte del anecdotario que llenó de luces el proyecto fue completar la malla que propuso Jorge y que vertebra todo el local, con barro, madera y forja.

La búsqueda de azulejos auténticos de los siglos XVIII, XIX y principios del XX merece mención aparte. No fue fácil llenar el local con estas piezas únicas. Pintados a mano algunos, erosionados por el tiempo y el uso, recuperados de rastros, derribos, amigos y ventas furtivas en internet.

La madera también está presente, con el fino trabajo del ebanista Juan que seleccionó vigas de derribo de la ciudad de Valencia, y las trabajó para incorporarlas a la malla.

Nuestra cocina

Estar ubicado frente al Mercado del Cabañal nos llena de ventajas. No sólo porque los comerciantes del Mercado son ahora clientes habituales, sino porque son ellos mismos los que llenan cada día las neveras de miSitio con los mejores productos.

Hacemos una cocina fresca, de Mercado, espontánea y desenfadada. Cuidamos el producto y nos exigimos ofrecer la máxima calidad en cada uno de nuestros platos.

Nos gusta mucho tirar de raíz culinaria local, presente en nuestras tapas, arroces, platos de cuchara y como no en los bocadillos de las mañanas para disfrute del típico “Esmortzaret” valenciano.

Adoramos la cocina tradicional pero nos sentimos también muy inspirados por otras culturas culinarias. Coqueteamos con cocinas de otros territorios, no sólo dentro de España, también de otros países muy ricos gastronómicamente. Lo exótico deja de serlo cuando se convierte en cocina familiar y cercana. En nuestra mesa se sientan muchos clientes locales, pero también se identifican con nuestros sabores clientes que vienen de mucho más lejos. Así, nuestra mesa se ha convertido en uno de esos lugares comunes, donde confluyen recuerdos y experiencias diversas. Es maravilloso cuando personas tan dispares te dicen que se han sentido como en casa.

El barrio

Su valor arquitectónico es inconmensurable. En el Cabanyal hay barracas, casitas de pescadores, fachadas de azulejos, edificios de colores y estructuras modernistas. La disposición de su urbanismo (los callejones son casi un laberinto) también son responsables de un clima social y un estilo de vida muy auténtico, casi extinguido en las grandes ciudades.

El periódico británico The Journal lo calificó como uno de los 10 barrios más cool de Europa.

Nosotros decidimos ubicarnos en este barrio en 2011, y estamos orgullosos de haber participado desde el principio en su renovación.